• Twitter
  • FB
  • Google+
  • Linkedin
  • Youtube

3.14.2014

Posicionamiento hacia adentro de la empresa

Vivimos en una economía en la que no basta con destinar presupuesto a la promoción y a la oferta para ocupar un lugar en el mercado. Hoy, es necesario contemplar estrategias de marketing y de comunicación interna que permitan adquirir o conservar una posición favorable. En marketing decir “posicionamiento” remite automáticamente a pensar en la percepción que tienen los consumidores sobre la combinación marca/producto; sin embargo existe también el posicionamiento al interior de la empresa, es decir la percepción que tienen los empleados del lugar en que trabajan. Este artículo aborda estos dos tipos de posicionamiento subrayando la importancia de posicionar primero de manera positiva la empresa en la mente de sus trabajadores antes de llevar a cabo estrategias orientadas a los consumidores. 

¿Qué es posicionamiento? 

El posicionamiento es la forma en que los consumidores definen las características principales de un producto/marca en relación con los de la competencia; es el total de percepciones, positivas o negativas, sobre los atributos de un producto basados en la experiencia del consumidor al utilizarlo. Así, se dice que el posicionamiento no actúa sobre el producto, sino en la mente de los consumidores, pues se trata de la idea asociada al producto/marca. 

Factores para posicionar 

Para posicionar un producto/marca en el mercado se deben considerar 3 factores: naturaleza del producto, los objetivos de la compañía y las necesidades del consumidor. Sin embargo, hoy en día es imprescindible tomar en consideración la esencia de la empresa y la de sus trabajadores. 

Comunicación y posicionamiento 

Consultoria en marketing - AdamovskyLa finalidad de la comunicación es transmitir significados. La buena comunicación es un elemento esencial para el éxito de las empresas por la sencilla razón de que no pueden existir interacciones coordinadas sin comunicación. El posicionamiento está orientado precisamente a construir y reconstruir mensajes en la mente de los consumidores. Por lo tanto, si bien es importante comunicar al mercado, es igual de importante comunicar a los empleados, dado que ellos son los mejores (y en ocasiones, los peores) voceros de la empresa: por ejemplo, si un empleado de cualquier empresa habla muy mal del lugar en que trabaja frente a un grupo determinado, es muy probable que éste modifique su conducta y/o sus pensamientos en torno a la compañía. Es por ello que las empresas deben acentuar las formas en las que la comunicación une a los miembros en interpretaciones compartidas de la realidad de la organización Para el logro de este fin, es importante desarrollar una cultura corporativa que generará normas, valores y creencias en los miembros de la empresa. La cultura corporativa tiene objetivo de dirigir las acciones de los empleados, de proporcionar una lógica a los comportamientos y acciones organizativas y, lo más relevante, posicionar una imagen positiva de la empresa en la mente del empleado. Estas acciones son las que van a forjar la lealtad y la fidelidad del empleado en torno a la compañía y las que van a permitir que el empleado hable bien al exterior de la misma. 

Para un posicionamiento dentro de la empresa: comunicación interna 

Posicionar positivamente el lugar de trabajo en la mente del empleado no es fácil; se requiere de conocimientos y técnicas de comunicación. La comunicación interna enfatiza la importancia del individuo y de las relaciones sociales en la vida de las compañías. La comunicación interna sugiere estrategias para mejorarlas a través del incremento de la satisfacción del empleado y ayudando a los individuos a alcanzar su potencial humano. Que la empresa esté eficazmente posicionada en la mente del trabajador implica conseguir la cooperación, colaboración, motivación, inspiración e involucramiento de todos los miembros de la empresa. De esta manera, la compañía será más productiva pero también mucho más competitiva, y, por lo tanto, el producto/servicio que ofrece la empresa ocupará una mejor posición en la mente de los consumidores. 

Concluyendo

La comunicación interna tiene como principal objetivo, en relación al posicionamiento, que la relación o asociación mental del empleado en torno a la empresa sea positiva. Si la empresa no se posiciona primero en la mente del empleado, difícilmente se influirá en la percepción de los clientes. Algunos efectos negativos de desconocer el papel de la comunicación interna hoy en día son: la no identificación del trabajador con la organización; la falta de especificación de funciones y cometidos; el desconocimiento de los avances tecnológicos; la creación de un sistema informal de comunicación; y la baja productividad de la compañía. Hoy en día no basta con ser bueno, hay que parecerlo y sobre todo hay que estar convencido absolutamente de que se es bueno.

Vía: marketeros nocturnos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.

Contacto

Para ponerse en contacto conmigo


email

gustavo@adamovsky.com.ar

skype

gadamovsky

Website

www.adamovsky.com.ar