• Twitter
  • FB
  • Google+
  • Linkedin
  • Youtube

5.02.2014

Tendencias en formación empresarial

En el marco de la Global Leadership Conference celebrada en IESE Business School, líderes empresariales y educadores discutieron sobre las posibles respuestas que pueden dar las empresas a los retos del entorno disruptivo e incierto de hoy.

La clave estaría en la forma en que las propias escuelas de negocio deben adaptarse para formar líderes con nuevas competencias, de iniciativa emprendedora y capacidad de innovación, que permitan afrontar dichos retos.

Aquí cinco tendencias que determinarán la formación empresarial del futuro.

1. Disrupción digital
El boom de las redes sociales y el auge de las tecnologías digitales están cambiando por completo las reglas del juego, también en el caso de las empresas y escuelas de negocio. Es vital que las escuelas sean capaces de ofrecer una respuesta rápida a las necesidades de los clientes, y que puedan ofrecer a sus estudiantes un nuevo enfoque adaptado al cliente.

"La creciente consumerización de tecnología está afectando a las escuelas de negocio. Los contenidos están disponibles en todas partes, y tenemos que ofrecer a los participantes una formación más personalizada (…) El reto está en cómo hacerlo con cientos de casos y trayectorias diferentes", señaló Wendy Alexander, Associate Dean de LBS.

2. Viraje hacia los mercados emergentes

capacitacion, adamovsky, consultoría, asesoramiento
Las empresas multinacionales están lidiando con el cambio de timón global que se está produciendo hacia las economías emergentes. Las empresas de las economías avanzadas tienen que ser más ágiles, entender la cultura y las prácticas locales, y ser más rápidas en la toma de decisiones, algo que, por lo general, los directivos chinos son capaces de hacer muy bien. En este sentido, las escuelas de negocio pueden hacer su contribución fomentando objetivos basados en una visión cosmopolita, marcos teóricos que ayuden a entender las diferencias culturales entre países, herramientas de autoconocimiento, actitud receptiva hacia otras culturas e ideas mediante módulos de inmersión.

"Los problemas que padecen las empresas multinacionales presentes en los países en vías de desarrollo pueden atribuirse a disfunciones en la organización y a un débil desarrollo del liderazgo. En efecto, el número de altos directivos y CEOs locales [de países emergentes] de estas multinacionales todavía es bajo"., indicó Pankaj Ghemawat, profesor de IESE Business School.

3. Nuevas metodologías de resolución de problemas

Ser innovador exige cambiar el pensamiento retórico por un pensamiento crítico. Y para desarrollar las capacidades necesarias, la formación empresarial tendrá que mejorar en su capacidad para replantear los problemas, generar empatía y plantear la innovación en términos humanos, crear oportunidades que permitan practicar la resolución de problemas, y que los estudiantes cometan sus propios errores.

"La clave reside en superar la parálisis funcional, y evolucionar hacia un modelo más humano. Es un proceso que consiste en clarificar, idear, desarrollar e implementar, y que tiene sobre la mesa problemas muy reales", aseguró Srikant Datar, profesor y Associate Dean de Harvard Business School.

4. Aprender con la experiencia

Más que cualquier otra aptitud, a ser emprendedor e innovador se aprende con la práctica. Por ello, hoy en día las escuelas de negocios están desarrollando ecosistemas muy completos que aseguran que sus participantes puedan interactuar con proyectos emprendedores reales como incubadoras, redes de empresas e inversores privados, proyectos in-company, conferencias y actividades con antiguos alumnos emprendedores

"Tenemos que asegurarnos de que nuestros participantes trabajen codo a codo con otros emprendedores", expresó Bernard Ramanantsoa, Dean de HEC.

5. Nuevos valores

Los educadores podrán estimular la innovación futura si toman como ejemplo a aquellas personas que están llevando a cabo aportaciones significativas a la sociedad. En efecto, son ellos, los innovadores, los que deberían convertirse en modelos de conducta en este mundo económico tan voluble.

"Las escuelas tienen la responsabilidad de estimular el pensamiento acerca de los asuntos importantes. Y deberíamos retar a los estudiantes a resolver los problemas más alambicados de la sociedad", afirmó Peter Tufano, Dean de Saïd Business School (Oxford University).

Vía América Economía

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.

Contacto

Para ponerse en contacto conmigo


email

gustavo@adamovsky.com.ar

skype

gadamovsky

Website

www.adamovsky.com.ar