• Twitter
  • FB
  • Google+
  • Linked
  • Youtube

12.05.2009

Reinventando los productos.

Existen millones de negocios estancados que ni crecen ni pasan de seguir vendiendo exactamente lo mismo de siempre: el producto original con el que llegaron al mercado y con el que creen que no pueden llegar más allá, pues no le ven mayores posibilidades de cambios o mejoras ni tampoco la necesidad de buscarlos para crearlos.

Pero también existen otros tantos negocios que han descubierto el secreto de su éxito y su crecimiento en la continua evolución de sus productos y servicios originales para llegar cada vez a más personas y lugares, y no quedarse atrás, sino ir de la mano de la moda y de las tendencias del mercado.

Algo parecido a esto es lo que afirma Max McKeown en su artículo “Reinventando la rueda” publicado en Management Issues. De acuerdo con él, cualquier producto puede reinventarse muchas veces y la verdadera innovación está en hacerlo siguiendo lo que se descubre en los estilos de vida de la gente para entrar en un mundo de inmensas posibilidades y también ganancias.

McKeown dice que “Es fácil pensar que algo es tan simple, que no se puede mejorar. Que es tan poco importante, que no se ganaría ningún dinero perfeccionándolo. Que es de tan baja tecnología, que el intelecto se estaría perdiendo de solo pensar en ello. Que tiene un margen o un volumen tan bajo, que la compañía nunca haría un dólar, un yen o un euro. Es fácil pensar eso. Pero uno estaría equivocado”.

El éxito de reinventar


A las personas les gusta sentir que les presentan algo nuevo o mejorado y que los productos que siempre han utilizado cambian con el tiempo para adoptar nuevas tecnologías, estar a la moda, ofrecer más ventajas y suplir mejor las necesidades.

Como explica McKeown en su artículo, “Prestando atención a los estilos de vida de los clientes, se pueden crear ilimitadas variaciones de cualquier producto. Ajustando los detalles de un producto para reflejar nuevos gustos y modas se pueden aumentar los márgenes de ganancia y seguir la curva de popularidad de las nuevas tendencias”.

Y como evidencia de lo que argumenta, él menciona varios ejemplos de enormes compañías que obtienen inmensas ganancias y que continúan creciendo a partir de la reinvención de sus productos originales. Una de ellas es Nike, la cual hoy gana 16 billones de dólares anuales a partir de su continua reinvención de zapatos, sudaderas y medias.

Según él, Nike se organizaba antiguamente alrededor de tres categorías de productos: zapatos, ropa y equipos, y ahora se concentra en deportes, tribus y actividades, de manera que tiene más de 13.000 productos diferentes porque crea zapatos especiales para el jugador de cricket en India, así como otros para el de lacrosse y otros más para el atleta americano.

McKeown explica que “La reinvención del zapato deportivo es posible para suplir las preferencias de los deportes, las naciones, los grupos de edades, los géneros y las modas individuales. Las posibilidades de reinvención se extienden interminablemente por los avances en la tecnología de los materiales (de lo que están hechos) y en la tecnología de la producción (como se hacen)”.
Él afirma que “Cada reinvención involucra la innovación”.

Personalización

Una de las oportunidades que existen actualmente y que McKeown destaca es la personalización de los productos y servicios, para la que él recomienda a los dueños de negocios preguntarse qué elementos de sus productos podrían adaptar a las necesidades específicas de los distintos clientes.

Y es que, como anota el autor, ya existen diversas tecnologías que permitirán desarrollar muchísimo la personalización de los productos y servicios en el futuro, pero desde ahora mismo hay empresas que implementan programas y productos adaptados a los clientes como Adidas, Nike, Reebok y Converse, las cuales ofrecen servicios individualizados para medir los pies de las personas en los almacenes y hacerles llegar a su casa los zapatos a la medida a los 20 días.

En fin, lo importante y la conclusión es que todos los productos pueden reinventarse ya que los problemas y las necesidades de las personas continúan presentándose y requieren cada vez de soluciones más novedosas y adaptadas a sus estilos de vida, a sus gustos y a la moda. Es por eso que prestando atención a los clientes se pueden crear nuevos mercados a partir de la constante reinvención.

Vía: Tendencias 21

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.

Contacto

Para ponerse en contacto conmigo


email

gustavo@adamovsky.com.ar

skype

gadamovsky

Website

www.adamovsky.com.ar