• Twitter
  • FB
  • Google+
  • Linked
  • Youtube

5.16.2007

De los deseos de la prospectiva a la realidad de la estrategia

Siguiendo con las reflexiones de Godet acerca de la planeación prospectiva, les propongo leer el siguiente texto.

De los deseos de la prospectiva a la realidad de la estrategia.

Siempre es tentador tomar los deseos como realidades. De cualquier modo, porque existan unas visiones de futuro o unos escenarios que parezcan deseables no se debería, ni vemos necesario que sería conveniente, detener la opción o el proyecto estratégico de la empresa, en función esta única visión proactiva. También es necesario mostrarse preactivo y saber prepararse para los cambios que se esperan que se produzcan en el entorno futuro de la empresa.

Todos los escenarios posibles no son igualmente probables o deseables y por tanto es necesario distinguir los escenarios de entorno general de la estrategias de los actores. Así, el éxito de la palabra escenario ha conducido a cierto abuso y confusión con la estrategia que es conveniente aclarar.

Sería juicioso distinguir entre una fase exploratoria que persiga la identificación de los retos de futuro y una fase normativa que busque la definición de las opciones estratégicas posibles y deseables para que la empresa, frente a estas apuestas, pueda mantener bien el rumbo de su nave.

La distinción entre estas dos fases está más que justificada si entendemos que la elección de las estrategias está condicionada por la incertidumbre, más o menos grande, que pesa sobre los escenarios y por la naturaleza, más o menos contrastada, de los que, entre dichos escenarios, son los más probables.

Confundir los escenarios de la prospectiva con la elección de las opciones estratégicas equivaldría a que tampoco serían los mismos actores internos los que estarían en primera linea. La fase de anticipación a las mutaciones debe ser colectiva y debería englobar al mayor número de personas. Las herramientas que se utilizan en la prospectiva permiten organizar y estructurar de manera transparente y eficaz la reflexión colectiva sobre las apuestas y retos de futuro y, llegado el caso, también la evaluación de las opciones estratégicas. Por el contrario, debido a razones de estricta confidencialidad y de responsabilidad, la fase consistente en la elección de las opciones estratégicas reconocemos que es propia de la incumbencia de un número limitado de personas; en general, de los miembros del Comité de Dirección de la empresa. Señalaremos que esta última fase no tiene necesidad de un método específico. Las decisiones tienen que ser tomadas después de la concertación y el consenso que se logre entre los dirigentes, teniendo en cuenta los modos de regulación propias a la cultura de cada empresa y el temperamento y la personalidad de sus dirigentes. Los útiles son útiles para preparar las opciones y no sustitutos de la libertad de elección.

Fuente: La caja de herramientas de la prospectiva estratégica - Michel Godet

Artículos relacionados:
Planeación prospectiva: una "indisciplina" intelectual
Conceptos básicos de prospectiva

En la cresta del caos
Planeación prospectiva

2 comentarios:

  1. El texto es sugerente pero de una profundidad que quizás se me escape. En todo caso, contradigo:
    Y es que para el análisis de las oportunidades estratégicas debo construir escenarios que permitan conceptualizar y evaluar al cliente las implicaciones y las oportunidades.
    Actualmente trabajo en un proyecto para un medio de comunicación y necesito “visualizar” en un sentido figurado alternativas que en si mismas son escenarios, contextos en los que la propuesta estratégica ofrece una u otra perspectiva.
    Creo que es un avance para muchos clientes asumir que las decisiones que vamos a tomar o factores que debemos considerar alteran el modo en que interiorizan y “piensan” su entorno.
    En la mente del que pretende trazar una estrategia hay un imagen mental que dibuja la realidad como es y como está estructurada y otra imagen mental que potencialmente puede y quiere alcanzar.
    El termino escenario me sirve para definir esa imagen mental.
    Digo

    ResponderEliminar
  2. Antonio: como siempre, gracias por tus valiosos comentarios.
    La opinión vertida en el texto original no deja de ser una generalización. Habrá determinados proyectos en los cuales debamos trabajar de manera diferente.
    La idea de escenarios, dentro del texto, está referida más a una situación externa, proveniente del macroentorno y por lo tanto inmodificable.
    Lo que si es modificable, es la forma en la cual nosotros vamos a estar en ese escenario (de no ser así, perdería sentido la planificación).
    Para aclarar aún más el tema: la palabra "escenario" en el contexto del post, se refiere a los escenarios futuros externos posibles y no a los escenarios en los cuales ya estamos contemplando (incluyendo) nuestras elecciones estratégicas.
    Aprovecho la oportunidad para mandarte saludos.
    Gustavo

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.

Contacto

Para ponerse en contacto conmigo


email

gustavo@adamovsky.com.ar

skype

gadamovsky

Website

www.adamovsky.com.ar